Seguramente has escuchado hablar sobre las clases de yoga en Eixample en Barcelona, todos los beneficios que tiene para tu salud física y mental, para la paz espiritual y el encuentro con uno mismo. No te vamos a mentir: tiene muchísimas ventajas practicar esta disciplina, pero si nunca lo has hecho, hoy te vamos a dar algunos consejos básicos para empezar.

A diferencia de cuando nos apuntamos al gimnasio y sabemos que en un par de días vamos a tener el cuerpo adolorido, las clases de yoga en Eixample en Barcelona requieren una preparación más mental que física y, sobre todo, tener mucha paciencia. Aquí lo importante no es ir más rápido o sudar más, sino saber escuchar a tu cuerpo. Por eso, durante las primeras clases, procura observar muy bien al instructor, que te guiará en las poses correctas para que no te lastimes.

Toma en cuenta que el profesor es una guía, no intentes alcanzar la misma elasticidad o la misma flexibilidad que él/ella. Experimenta las diferentes posturas que funcionen para ti sin exigirte demasiado en un primer momento.

Respira. Aunque es algo que hacemos a cada minuto, no solemos tomarlo en cuenta. En el yoga, la respiración es uno de los pasos más importantes: ayuda a nuestra concentración y regula nuestro estado mental. Para respirar de forma correcta, debemos empujar el abdomen hacia afuera en la inhalación y hundirlo hacia adentro en la exhalación.

La ropa que usamos también es importante, no hay un atuendo ideal para practicar esta disciplina, pero ten en cuenta que debe ser cómodo, ya que realizarás múltiples posturas. Nada de ropa apretada que limite tus movimientos. Y no te preocupes por el calzado, el yoga se practica descalzo.

Recuerda que en Yoga Mandir estamos a tu total disposición para resolver cualquier duda y asesorarte en este nuevo camino. ¡Namasté!